jueves, 24 de septiembre de 2009

Spaghetti (Pasta espelta biológica)

Últimamente en casa la pasta siempre se comía de la misma manera, tallarines de rápida cocción con tomate a la napolitana… Es decir, hervir 6 minutos, abrir el bote del tomate y esparcir. Un día paseando por el barrio me colé en una tienda de dietética. En ella vi un montón de alimentos biológicos y me fijé en un paquete de esta pasta biológica. La probé una vez en casa de mis suegros, con unos champiñones a la sartén con ajo y perejil. Me vino en ganas y pensé que ya era hora de variar la dieta. Así que me lo compré.
Esta ha sido la primera combinación. Champiñones pasados por la sartén con un poco de aceite de oliva, ajo y perejil y en crudo, tomate bien madurito, queso fresco, pero el que venden en las charcuterías ya que los Burgos de Arias me tienen un poco cansada , un chorrito pequeño de aceite de oliva y un buen puñado de orégano del pueblo.
Mi madre me preparó un tarro para que me lo trajera. Ellos lo recogieron verde y lo pusieron a secar. Para cuando llegué al pueblo ya estaba a punto. Para el trayecto mi madre lo trituró con la batidora. Previamente lo desmenuzó bien y le quitó las ramitas que pudieran caer.
Es la primera vez que pruebo el orégano “real” y he de confesar que su sabor me ha ganado. Los que venden en las tiendas, en sus tarros de cristal tienen otro gusto. Prefiero este.
Para acompañar con un buen queso fresco y tomates maduritos con un toque de aceite de oliva virgen extra…, mmmm, una cena deliciosa… O como no…, para una sabrosa pizza casera… Ya me estoy imaginando qué platos preparar para poder aprovechar tan rico condimento.


12 comentarios:

Ivana dijo...

me encanta el oregano!!! se lo pondria a todas las comidas!!
asi me gusta variando la pasta!! que pinta!!
besitos

La cuina vermella dijo...

Bravo!!!!

MJ dijo...

Gracias Ivana. Es que siempre comiendo la misma pasta cansa un poco. Y ahora que me han entrado ganas de cocinar, pues me tendré que aprovechar... Un beso guapa
María josé

MJ dijo...

Gracias Cuina Vermella. Me alegro de que os guste este plato. Está bastante bueno y es ligerito, así que el cargo de conciencia lo tengo tranquilito, jejeje
petons
María josé

María Lunarillos dijo...

Ohhh, qué buen plato de pasta. Buena receta. Yo la pasta también la hago siempre igual. :-(

Un beso.

Mari dijo...

Un plato de pasta riquisimo. La verdad que lo natural deja mucho que desear a lo envasado. A mi me gusta ir por el monte y recoger el orégano, laurel y otras especies que por aquí aún podemos conseguir.
Un besote

Silvia dijo...

¡Qué rica receta por Dios!
Ahora mismo metía el tenedor y no paraba.

Besos.

Pedro dijo...

¡Me encanta la pasta...! ¡Me gustan los billetes de 500€, los de 200, los de 100...!
¡Bueno, esta pasta también! Además se da la paradoja de que puedes hacer mucha pasta por poca "pasta"
¡Vale de bromas, muy rico plato!
Un besote.

MJ dijo...

Hola María!!!! Pues con lo ingeniosa que eres a ver si nos sorprendes con una receta original!!! Besos guapa!!!

MJ dijo...

Jejejjeje Mari..., te imagino como heidi por las montañas.... Qué suerte!!!!! Un beso guapa... Ahhhh... Perdona..., pero ya tienes a tu Pedro, jajajajajaja Besos

MJ dijo...

Pues ya sabes Silvia..., mete el tenedor... A ver si la pantalla te deja.... Con tantos adelantos a ver si inventan ya la pantalla degustativa!!!!!!!!
Besos guapa

MJ dijo...

Hola Pedro!!! Me alegra que entres en mi lugar con ese buen humor que te caracteriza. Me gusta cuando sonríes... Tus palabras me demuestran todo eso... Un besazo bien grande... y... A quien no le gusta la pasta que has mencionado al principio!!!!
Besos y un abrazo bien fuerte!!
María josé